Malasia

Relatos de viaje: Kuala Lumpur

Antes que todo: En este post te compartimos nuestra experiencia en Kuala Lumpur. Si lo que quieres es información útil, ve a Información útil para planificar tu viaje a Kuala Lumpur y para saber qué ver en esta ciudad, ingresa a Qué hacer en Kuala Lumpur.


Llegamos al aeropuerto de Kuala Lumpur, en Malasia, a eso de las 1 de la madrugada. El plan era dormir en el aeropuerto (claramente en uno de los aeropuertos mejor evaluados por los turistas iba a haber un lugar donde dormir) para esperar la mañana y partir a la ciudad. Pero no era tan así…

20170712_132901
Batu Caves en Kuala Lumpur

Al salir  de la sala de Arrivals nos encontramos con algunos sectores que están designados para dormir, pero estaban llenos de gente con sus cartoncitos que parecía que ya vivían ahí, ropa tirada en el piso, zapatos dando vueltas y la gente abrazada a sus bolsos. Dimos vueltas y vueltas y no habían más lugares donde poder descansar! Nada de banquitas ni asientos, nada de sectores donde nos dejaran acostarnos con nuestros bolsos. Además de que el aeropuerto está inmerso en un mall, por lo que nos echaron de muchas partes donde no dejan que los turistas duerman (aunque fueran las 3 de la mañana y no hubiese NADIE en el lugar).

Finalmente nos acostamos en una alfombra de unos 30 metros de largo por 1,5 metros de ancho que, por alguna razón, estaba simplemente en el piso en una zona sin tiendas. Un guardia pasó a eso de las 6 am a sacar de ahí a dos malayos que dormían, pero a nosotros no nos dijo nada. Dormimos abrazados a nuestras mochilas un par de horitas, con la poca gente pasando de aquí para allá, hasta que ya tipo 7 nos levantamos y partimos a averiguar cómo llegar a nuestro hostal.

Más info: Para saber cómo moverte entre el aeropuerto de Kuala Lumpur y el centro de la ciudad, puedes leer nuestro post de Información útil para planificar tu viaje a Kuala Lumpur.

Después de llegar al hostal en una combinación de bus y minivan (que podría haber sido solo bus ya que la minivan nos avanzó unos 200 metros apenas…pero no nos ubicábamos nada en ese momento) dormimos un poco más en un sillón hasta que la gente del hostal comenzó a salir de sus habitaciones para conversar junto a nuestro sillón. Pero bueno, algo nos repuso.

Miramos por la ventana y había sol! Contrariamente a los pronósticos de tormenta de Google. Así que partimos a conocer Kuala Lumpur.

DSC05171
Arte callejera en Kuala Lumpur

Lo primero que salta a la vista en Kuala Lumpur es la mezcla de culturas que hay: Indios, chinos y malayos conviven día a día en la ciudad. Y es que cerca de un 10% de la población de Kuala Lumpur es india y el 43% china (y graaaan parte de esos porcentajes viven cerca de las áreas donde nosotros alojamos), además de un 60% de los malayos que son musulmanes. Pero esto no es solo de estos últimos años, la influencia ya viene de hace siglos, cuando este territorio fue ocupado por ambos imperios en algún momento de su historia.

Esta mezcla nos encantó.

Es que es tan distinto a lo que hemos visto en otros países, donde cada grupo de inmigrantes se mueve dentro de sus propios espacios, con su propia gente y con su propio idioma, separándose de los demás. Bueno, aquí no es que dejen su cultura de lado y, efectivamente, los restaurantes indios están llenos de indios y los chinos de familias chinas. Pero se ve una convivencia muy sana, personas de cualquier origen trabajando en los restaurantes o en las tiendas, personas de cualquier origen comiendo en los restaurantes o comprando en las mismas tiendas. Nos llamó mucho la atención.

DSC05167
Templo taoísta Guan Di

Incluso, es tan fuerte la presencia de chinos e indios, que no pudimos llegar a reconocer lo que era realmente malayo. Ese arroz picante con verduras…habrá sido indio o malayo? O el arroz con pollo? O el té con leche que venden en todas partes? Probablemente todo ya es una mezcla que es muy difícil de diferenciar. Lo único fácil de reconocer es la gente, porque sus caras son distintas y las mujeres malayas usan sus pañuelos que les cubren la cabeza…pero además de eso, no pudimos saber cuál era la verdadera cultura malaya.

Un poco de historia: El territorio conocido actualmente como Malasia existe solo desde 1965 (o desde 1957, pero en ese momento incluía a Singapur). Hasta antes de su independencia nunca tuvo mucho espacio para poder desarrollarse como país, y he ahí el por qué es muy complejo descubrir la cultura propia del país. Porque su cultura propia ya es propiamente una mezcla.

Este territorio, hasta mediados del siglo XV, solo estaba habitado por pequeñas tribus de pescadores. En 1400 llegó un hombre que trajo el islam al país y creó un sultanato que duró hasta 1511, año en que llegaron los portugueses. Esta ocupación duró hasta 1641, cuando llegaron los holandeses y luego en 1790 llegaron los ingleses. En 1819 Malasia retornó a los holandeses y en 1824 a los ingleses (Sí, estos imperios se los pasaban en garantía de mano en mano, como si fueran piezas de un rompecabezas).

Recién en el siglo XX un sentimiento de libertad comenzó a crecer en Malasia luego de que fueron ocupados por Japón entre 1941 y 1945, y luego de muchos años de guerra, recién en 1957 los británicos les concedieron su independencia.

DSC05151
Parque Dataran Merdeka

Además de esta mezcla cultural, Kuala Lumpur también es una mezcla entre lo moderno (las Petronas, las galerías comerciales, los restaurantes de lujo) y… Cómo describirlo? Quizás lo más “local”, o “asiático”. Son esas calles sucias llenas de gente sentada en el piso, la gente que se amontona para subir a los buses… Pero bueno, ya es algo muy normal en las capitales de este mundo “globalizado”. Sigue siendo entretenido ver estas dos caras de la ciudad.

La zona moderna de Kuala Lumpur es muy linda, al menos lo poco que logramos ver. Una tarde partimos a conocer a las Petronas, estas torres gemelas que ya se han transformado en el símbolo de la ciudad. La gran gracia que tienen es que su estructura está basada en figuras básicas del arte islámica y, aunque uno no sepa esto, hay algo especial en la forma. Como que encantan! Además están rodeadas de parquecitos, piletas y caminos de juegos de agua. Le da todo el toque turístico-entretenido. Bellas, bellas, bellas, de verdad.

IMG-20170709-WA0033
Nosotros con las Torres Petronas

Y la zona un poco más “local”, que era donde alojábamos (aunque está llena de turistas porque es la zona más económica para alojar), llena de templos chinos en una esquina, hinduistas en la otra y un par de mezquitas un poco más allá. Restaurantes indios vendiendo sus naan (unos pancitos típicos a los que nos hicimos adictos), los malayos con sus frid rice y los chinos con sis spring rolls y los peces vivos para comer ahí mismo. Arte callejera por un lado, tiendas de chucherías baratas por otro lado y, como siempre, más y más mercados para nosotros, los turistas.

DSC05436
Calles de Kuala Lumpur

Para empaparnos de algo de historia, fuimos por el día a Melaka, una ciudad a una hora de Kuala Lumpur. Por amarretes nos fuimos en bus en vez de en metro, mucho más lento, pero más barato. Nos costó como 20 minutos poder encontrar el paradero, pero lo logramos. Eso sí, a la vuelta por estar corriendo nos equivocamos y tomamos el tren en lugar del metro y ahí se nos fue todo lo que podíamos haber ahorrado antes. Qué caro el tren! Y bueno, Melaka muy bello, pero sobre esta ciudad escribimos en este otro post: Un día en Melaka.

IMG-20170702-WA0018
En Mekaja

Melaka: Para también conocer más detalles de cómo ir a Melaka por el día desde Kuala Lumpur, te invitamos a leer nuestro post de Un día en Melaka.

Para cerrar nuestra estadía en Kuala Lumpur, además, decidimos vacunarnos. Esto después de darle varias vueltas porque hay que pagar, hay que darse el tiempo y hay que atreverse jejeje. Buscamos y buscamos qué vacunas son las más recomendadas (si quieres saber más sobre las vacunas, puedes leer sobre esto en post) y dónde tenían disponible dosis para nosotros, hasta que terminamos en una pequeña clínica cerca de nuestro hostal. Fueron como 2 horas! Entre llegar, esperar, vacunarnos, esperar de nuevo hasta que pudimos irnos. Todo salió bien, menos nuestros bracitos que algo adoloridos quedaron 😦 Es que la segunda vacuna dolió mucho! Pero bueno, todo sea para tener menos probabilidades de enfermarnos.

Ese mismo día, adoloridos y con nuestros parches blanquitos en cada brazo, partimos a las Batu Caves (más info sobre cómo llegar hasta allá en Qué hacer en Kuala Lumpur). Solo las conocíamos por la típica foto de una estatua dorada enorme junto a una escalera. Pero con la estatua ya me ganaron 🙂 Partimos en tren y cuando llegamos…uuuuuh ahí estaba! La estatua dorada enorme! Y no solo eso, sino también otras estatuas de colores, verdes y azules, monos dando vuelta con los infaltables turistas dando vueltas alrededor de ellos para sacar la mejor foto, las escaleras grandes de la “foto típica” (aunque en realidad no son tan terribles como parece), las cuevas y…los templos? Dónde están los templos que me imaginaba dentro de las cuevas?

DSC05399
Figuras hinduistas en las Batu Caves

Las cuevas son maravillosas, sí. Hay figuras hindúes de colores por todos lados, sí. Incluso hay un templo pequeñito, eso también. Pero de magia, nada. La cueva principal está llena de escombros, de gente alimentando a los monos aunque dice EN TODAS PARTES QUE NO SE PUEDE! (Perdón, pero esas desobediencias solo por el gusto de la “foto perfecta” me vuelven loca), de agua goteando y de más gente sacando fotos. No tiene nada de muy especial o espiritual…aunque quizás debí esperarlo.

DSC05357
Los turistas y los monos

De todos modos, el lugar es muy lindo, es distinto y vale la pena ir…esto como para que quienes estén pensando en ir no se arrepientan a ultima hora.

Y bueno, así terminó nuestra estadía en Kuala Lumpur.

Ahora nos vamos a buscar esa cultura malaya que se nos ha perdido más al norte…

Próximo destino: Penang!

 

Advertisements

1 thought on “Relatos de viaje: Kuala Lumpur”

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s